María de Todos los Santos (Mariquita) Sánchez de Thompson y de Mendeville (1786-1868)


compartir

Estuvo ligada desde joven a los asuntos públicos. Abrazó con fervor la causa de la libertad y colaboró con todas las empresas patrióticas. Su casa de la calle Umquera, hoy Florida, acogió a las personalidades de la época, atraídas por la hospitalidad graciosa y espiritual de la dueña. Los problemas más delicados eran debatidos allí, lo mismo que los temas literarios. En ese célebre salón se cantó por primera vez la canción patria, el 14 de mayo de 1813.

Se exilió en Montevideo durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas y volvió tras la derrota del Restaurador en la batalla de Caseros. Entonces, reanudó su labor en la Sociedad de Beneficencia, de la que había sido presidenta en 1830 y 1832, y su salón volvió a brillar como antaño, acogiendo cuanto tuviese que ver con la cultura y el patriotismo.